¿Cómo funciona la tecnología Híbrida?

Un vehículo Híbrido de Toyota utiliza la tecnología Hybrid Synergy Drive, que combina eficientemente ambos motores de acuerdo a tu estilo de conducción, asegurando eficiencia y potencia.

Es un motor que funciona con dos motores, uno de combustión y uno eléctrico.

El eléctrico toma su energía de la batería y la batería no necesita enchufarse para recargarse porque lo hace con la desaceleración, frenado y con energía producida del motor de combustión.

Esto hace a los híbridos de Toyota los más eficientes en consumo de combustible y con mayor potencia por eso, es la mejor tecnología para cuidar el medio ambiente, es muy silencioso y provee una experiencia de manejo única.

Los vehículos híbridos de Toyota tienen un bajo costo de mantenimiento.

LA HISTORIA DE LA TECNOLOGIA

¿Sabías qué? Los primeros híbridos aparecieron en el siglo XIX. Nicholas August Otto (1832-1891), uno de los padres del automóvil, veía “el motor eléctrico como un genial invento que un día complementaria al motor de gasolina”. Tenía razón…

Los vehículos híbridos son una tecnología que nos acompaña desde el siglo XIX, durante el auge de los sistemas eléctricos y de vapor. Distintos científicos e industriales de diferentes partes del mundo buscan generar energía por los medios más asequibles en ese entonces, cuando era sumamente difícil extraer y transportar hidrocarburos como lo hacemos hoy en día.

Todos ellos buscaban complementar la corriente alterna, la forma de transmisión de electricidad que más se utilizaba, con un motor de gasolina, de manera que cuando uno estaba en la etapa de mayor exigencia, el otro pudiera almacenar energía en estado potencial, para luego liberarla cuando fuera necesario. Esta es una línea cronológica de los desarrolladores de distintos países que pusieron en marcha este grandioso plan:

La inversión del primer modelo de vehículo eléctrico es atribuida a diferentes personas. En 1828, Ányos Jedik en Hungría, inventó un modelo muy básico de motor eléctrico para vehículos, aunque ciertamente no llegó a considerársele un automóvil aún.

En 1834, Thomas Davenport, herrero de Vermont, EEUU, construyó un aparato similar que operaba en una posta corta, circular y electrificada, sin ser necesario aún el motor de combustión interna.

En 1835, el profesor Sibrandus Strm atingh de Groningen, en los países bajos, y su asistente Christopher Becker crearon un auto eléctrico a pequeña escala, alimentado de baterías.

Este fue considerado el primer auto híbrido de producción del Mundo y el primer vehículo de tracción delantera, tenía 64 km de autonomía utilizando únicamente la energía eléctrica almacenada en las baterías. El modelo no tenía conexión mecánica entre el motor de combustión y las ruedas, así que no necesitaba transmisión o embrague. Se mostró por primera vez el 14 de abril de 1900 en la Exposición Mundial de París, sorprendiendo gratamente a los entusiastas del automóvil. Se fabricaron 300 unidades del Lohner-Porsche y catapultó a Porsche como ingeniero.

En 1911, el primer vehículo híbrido gasolina- eléctrico fue puesto en circulación por la Woods Motor Vehicle Company de Chicago. El híbrido fue un fracaso comercial, demostrando ser demasiado lento para su precio, y con un mantenimiento complicado.

LOS PRIMEROS PROTOTIPOS MODERNOS: TOYOTA ENTRA EN ESCENA

Los autos eléctricos sufrieron una decaída conforme el siglo XX fue avanzando. A pesar de la popularidad que habían obtenido a principios de siglo, para la década de 1920 fueron superados por los vehículos con motor de combustión.

Esto se debió a varios factores, el primero fue que mejoró la infraestructura vial, esto hizo que los automotores tuvieran mayores exigencias en carretera. También el descubrimiento de grandes reservas de petróleo hizo que la gasolina a mayor disposición de la industria automovilística. Logrando así que los vehículos de gasolina fueran más baratos y capaces de operar a través de largas distancias.

Los autos eléctricos y sus prototipos híbridos estaban limitados para el uso urbano por su velocidad lenta (no más de 24 a 32 km/h o de 15-20 mph) y de corto alcance (30-40 millas o 50-65 km), y los autos de gasolina eran ahora capaces de viajar más lejos y más rápido que sus equivalentes eléctricos.

La fabricación de automóviles híbridos se había detenido casi completamente para finales de la década de 1910. Es hasta 1976, en Japón, que Toyota muestra un prototipo de deportivo híbrido en serie movido por turbina de gas (GT) y un motor eléctrico. Se llamaba el Toyota GT Hybrid Concept, basado en el Toyota Sports 800 de 1969. Así es, el Prius no fue el primer híbrido de Toyota.

Pero no es hasta mediados y finales de los años 90 cuando los primeros autos híbridos saltan al mercado. La marca más valiente fue Toyota con (¡ahora sí!) su modelo Prius. Fue el primer híbrido de producción masiva del mundo, reduciendo las emisiones de hidrocarburos gracias a su eficiencia y capacidad. El primer año vendió 18.000 unidades. En la actualidad, Toyota ha vendido más de diez millones de autos híbridos a lo largo y ancho del mundo. El Prius, caracterizado por ser un automóvil híbrido de excelente desempeño, una grandiosa economía en el consumo y amigable con el medio ambiente a un precio accesible, logró cuantificar más de tres millones y medio de ventas.

¿QUÉ ES UN AUTO HÍBRIDO?

Para empezar, vamos a definirlo…

Un vehículo híbrido es cualquier vehículo que utiliza dos fuentes motrices. Estos incluyen veleros (viento/motor) o una locomotora (diesel/electrico) En el caso de los vehículos automotores, un híbrido es un vehículo que combina dos motorizaciones, un motor de combustión interna y otro eléctrico alimentado por baterías adicionales a la principal. Muchos de los híbridos son vehículos de gasolina o nafta, con un sistema de ahorro de energía automático, que los convierte en los autos más eficientes del mundo.

Son una realidad desde hace muchos años y poco a poco empiezan a hacerse populares por la crisis petrolera, el alza de combustibles, abaratamiento de la tecnología y concientización ambiental.

Existen una serie de mitos que desincentivan a muchas personas a valorar la maravillosa alternativa que es conducir un vehículo híbrido, afortunadamente la mayoría de los prejuicios que se tienen sobre ellos desaparecen al montarse en uno. No son la solución, pero son una excelente solución a las condiciones actuales y el futuro inmediato, gracias al grandioso aporte que han hecho en sistemas eficaces de uso de energías alternativas.

Mayor eficiencia

Recorrer mayores distancias con menor consumo de combustibles.

Más económico

la combinación de sus motores reducen hasta en un 40% el consumo de combustible.

Suavidad de marcha

+ Conducción más vida = menos estrés.

Mayor autonomía

Sin necesidad de recargar la batería, el ahorro de tiempo y energía es máximo.

Menos piezas

= menos desgaste = mantenimiento más económico.

Ventajas fiscales

En ciertos países que adoptan energías limpias.

Una experiencia de conducción

Conducir un Toyota híbrido es el mejor remedio contra el estrés. Suave, potente y silencioso, con la satisfacción de saber que reduce el consumo de combustible y las emisiones. ¿Por qué son más eficientes y reducen las emisiones?

Excelente Arranque

Utilizan solo el motor eléctrico alimentado por la energía almacenada en la batería

Conducción normal

Utilizan solo el motor eléctrico alimentado por la energía almacenada en la batería

Aceleración fuerte

El motor eléctrico ayuda al motor de combustión interna para dar suplemento de potencia.

Durante la desaceleración

El eléctrico sirve de generador y recarga la batería utilizando el movimiento de las ruedas como un dínamo. El motor de combustión interna no consume.

En baja velocidad

Únicamente opera el motor eléctrico, buscando la e ciencia.

Con el vehículo detenido

El motor de combustión interna y el eléctrico se encuentran apagados, solo se encienden si hay que recargar la batería.

Clasificación

Los híbridos típicamente no se tienen que conectar a una conexión eléctrica externa, por lo que genera el 100% de su electricidad de forma autónoma. Atendiendo a su principio de funcionamiento se pueden clasi car en tres tipos:

Híbrido en serie o Extended Range Electric Vehicle
(Vehículo Eléctrico de Alcance Extendido o EREV).

El motor eléctrico es el responsable de impulsar el vehículo. El motor de combustión interna no tiene conexión mecánica con las ruedas, por lo que su papel es únicamente generar electricidad. Dicho motor funciona a un régimen óptimo y recarga la batería hasta que se llena, momento en el cual se desconecta temporalmente. La tracción es siempre eléctrica.

Híbrido en paralelo o Mild Hybrid (Híbrido leve):

Tanto el motor de combustión interna como el eléctrico se utilizan para dar fuerza a la transmisión a la vez. Aquí el motor de combustión interna es el que principalmente impulsa el vehículo, y el eléctrico es responsable de brindar apoyo cuando es necesario, por lo que el auto nunca puede estar en modo 100% eléctrico. Es una solución relativamente sencilla, pero no es la más eficiente

Híbrido serie-paralelo:

Aquí, tanto el motor eléctrico como el de combustión interna puede impulsar al vehículo (por lo que cuentan con una conexión mecánica a las ruedas), y se hace de forma automática según las condiciones de conducción. Este diseño de avanzada hace que sea una solución muy eficiente a nivel mecánico y electrónico.

Eliminando mitos

Videos

Utilizamos "cookies" para mejorar tu experiencia en línea. Esta página web utiliza "cookies" y otra tecnología propia de terceros. Si continúas navegando, aceptas el tratamiento de la información obtenida en el mismo, de acuerdo con esta política.