Automotores Toyota Colombia S.A.S., en atención a los principios de calidad, seguridad, y atención al cliente dispuestos por TOYOTA, informa a los propietarios y usuarios de vehículos de la marca y que fueron comercializados en Colombia sobre el inicio y desarrollo de campaña(s) especial(es) de servicio para algunas unidades de sus modelos.

Para conocer si su vehículo es requerido para adelantar algún procedimiento relacionado, agradecemos digite el número de VIN/Chasis en el espacio dispuesto a continuación. Tenga presente que este código se compone de 17 caracteres alfanuméricos que se encuentran en los documentos que acreditan la propiedad del vehículo (tarjeta de propiedad):

Es preciso aclarar que la(s) campaña(s) de servicio no aplica(n) para todos los modelos y líneas de vehículos comercializados en el país. De igual forma, las intervenciones y repuestos para implementar la campaña de servicio en su vehículo, en caso de ser requerido, no representarán ningún costo para usted. Si su vehículo está incluido dentro de alguna de nuestras campañas de servicio, por favor comuníquese a la mayor brevedad con su concesionario TOYOTA autorizado de confianza  y concrete una cita para servicio.

Para mayor información, lo invitamos a comunicarse con nosotros a través de la línea gratuita nacional 01 8000 123 691 o la línea (1) 380 9424 en Bogotá.

La campaña preventiva debe realizarse, por cuanto es necesario verificar la tuerca que sirve para la alineación trasera del vehículo se encuentre debidamente ajustada, ya que de no estarlo puede generar ruido en el vehículo y desgaste de la pieza, luego de un uso prolongado del vehículo. En esta medida, en caso de observarse que la pieza no se encuentra debidamente ajustada, y que ha sufrido desgaste, se procederá al cambio de la misma.

La campaña de servicio consiste en cambiar un cable – resorte que transmite señales eléctricas para la activación de las bolsas de aire. Dicho cable puede sufrir daños, como consecuencia del roce continuo por el uso del volante del vehículo, lo cual eventualmente podría conllevar a que no se active las bolsas de aire del vehículo, en caso de requerirse.

El control maestro elevavidrios de dichos vehículos eventualmente puede fallar, y se presenta cuando se percibe una sensación carrasposa o de atascamiento al ser operado. La campaña de servicio consiste en verificar el estado de control maestro de los elevavidrios, aplicar una grasa especialmente fabricada por Toyota que permita la adecuada lubricación de la pieza, y en aquellos vehículos en que se encuentre que la pieza se averió, se procederá a reemplazarla.

Los retractores de los cinturones de seguridad para el conductor y pasajero delantero se encuentran instalados en el panel de la puerta de acceso del vehículo. Debido a una deficiente resistencia de la lámina del papel, se pueden desarrollar grietas si la puerta de acceso es cerrada fuertemente y repetidamente por los usuarios durante un periodo de tiempo prolongado. La campaña de servicio consiste en inspeccionar y reforzar el panel de la puerta de acceso trasera en vehículos FJ Cruiser para prevenir que se generen fisuras en la base del retractor del cinturón de seguridad.

Esta campaña especial de servicio está orientada a inspeccionar el sistema de suspensión delantera del vehículo, para verificar el adecuado estado de los empaques de la rótula, de forma tal que no exista goteo de aceite en dichas piezas. En caso de que se presente goteo, la rótula se puede aflojar y finalmente desprender.
El evento en que se encuentre que los empaques no están en condiciones normales, se procederá al reemplazo de la rótula.

Los vehículos involucrados están equipados con airbag frontal del conductor con infladores de una etapa. Durante la fabricación del inflador, la humedad en el ambiente pudo no haber sido controlada debidamente. Las rejillas propulsoras pudieron haber quedado expuestas sin control al ambiente cuando la línea de ensamblaje fue temporalmente detenida, aumentando la probabilidad a las rejillas de absorber la humedad del aire. Si es absorbida la suficiente humedad, en el caso de una colisión que resulte en el despliegue de la bolsa de aire frontal del conductor, la presión interior del conjunto inflador podría aumentar de manera anormal y el cuerpo inflador podría romperse, aumentando el riesgo a lesiones.

Con relación al número total de vehículos atendidos, al 17 de junio de 2015: un total de 110 vehículos con motor gasolina han presentado ruidos en el motor; y un total de 1 vehículo con motor diésel ha presentado ruidos en el motor.
Como consecuencia de la posibilidad de identificar una causa común en dichos ruidos en el motor Yokomotor:
– Suspendió el suministro de dicho aceite en los primeros días del mes de mayo.
– Comunico a ATC dicha situación con la finalidad de que nuestros técnicos iniciaran revisión del problema que presentaban dichos motores.
– Como parte de una medida acordada entre el productor, Coexito y Yokomotor, desde el pasado mes de mayo se inició un proceso de llamado a cada uno de los clientes de los vehículos atendidos con el fin de cambiar el aceite lubricante de motor e identificar si los motores presentaban ruidos y en los casos aislados donde se presentaban daños al motor ser realizaron las reparaciones correspondientes.
– Ningún de los costos y gastos generados por cuenta de los eventos aquí descritos será asumidos por el cliente.

Los vehículos sujetos de este llamado de servicio equipados con un inflador de airbag frontal de conductor. Toyota cree que estos infladores pueden tener una mayor probabilidad de entrada de humedad con el paso del tiempo. La intrusión de humedad podría hacer al inflador más susceptible de romperse durante un accidente. Una ruptura del inflador puede generar fragmentos metálicos que podrían entrar en contacto con un ocupante, aumentando el riesgo de lesiones.
El inflador es un dispositivo contenido dentro del ensamblaje del airbag. Este contiene propulsores que son encendidos en el evento que el despliegue del airbag sea necesario. Cuando se realiza el encendido, el propulsor se expande con un gas inerte que infla el airbag.
En la actualidad no existen indicios de que la condición se haya presentado en territorio colombiano, sin embargo la condición no causa que el airbag se infle en eventos que no sean necesarios. Adicionalmente este airbag es diseñado para inflarse únicamente en ciertos eventos (colisiones)

Algunos de los vehículos fabricados con infladores de airbag en el lado del pasajero, pudieron haber sido ensamblados con propulsores fabricados de forma inadecuada. Estos propulsores pueden causar la ruptura del inflador y un despliegue anormal del airbag en caso de colisión, incrementando el riesgo de lesiones.
Adicionalmente, en ciertos modelos equipados con sistema de airbag lado pasajero tipo sencillo, provistos igualmente por el proveedor Takata, estos infladores pudieron haber sido ensamblados de manera tal que pueden presentar entrada de humedad en el tiempo. La causa de esta entrada de humedad y su relación con el riesgo de la ruptura del inflador (si existiera), es desconocida.

Los vehículos están equipados con un interruptor maestro (PWMS) que contiene módulos deslizantes de contacto eléctrico en el lado del conductor, lubricadas con grasa en spray, dicha grasa pudo haber sido aplicada de manera inconsistentemente durante el proceso de fabricación, no proporcionando la suficiente cobertura.
Durante el funcionamiento normal, los residuos causados por el desgaste de los puntos de contacto eléctrico se pueden acumular entre los terminales donde la grasa no fue aplicada suficientemente, y se podría formar un corto circuito entre los puntos de contacto por los residuos y la humedad conductora que puede entrar en el módulo. Si se produce un cortocircuito, el conjunto del interruptor puede sobrecalentarse y fundirse. Un interruptor fundido puede producir humo y potencialmente, provocar un incendio.

Los vehículos involucrados en esta campaña están equipados con cinturones de cintura y hombro de 3 puntos en ambos asientos laterales de la segunda fila de asientos.
Debido a la forma metal del marco del cojín del asiento, en el caso de una colisión de alta velocidad, principalmente en la dirección frontal, hay una posibilidad de que la correa del cinturón podría ponerse en contacto con una porción del marco del cojín del asiento, se corte, y se separare. Si esto ocurre, el cinturón de seguridad no puede contener adecuadamente del ocupante, lo que podría aumentar el riesgo de lesiones para un ocupante en el caso de un accidente.

Los vehículos indicados están equipados con una unidad de control de evaporativas (Canister) ensamblado al tanque de combustible. Hay la posibilidad que una grieta pueda desarrollarse en el borde del canal de resina para el flujo de gases de escape debido a una forma inadecuada del borde del canal en esa posición. En esta condición, la grieta puede expandirse en el tiempo, y eventualmente puede escapar combustible de la grieta cuando el tanque del vehículo este lleno de gasolina. Combustible o vapores de combustible en presencia de una fuente de ignición pueden incrementar el riesgo de fuego en el vehículo.

La resistencia al calor del elemento conductor del motor de la computadora trasera eléctrica es insuficiente. En consecuencia, el elemento puede dañarse con una excesiva corriente sobre el eje del motor si un objeto interfiere con la puerta en la operación del sistema de gestión de la compuerta trasera. Si esto sucediera, la compuerta trasera no estaría en la capacidad de abrir y cerrar por la función de gestión eléctrica.

Los vehículos involucrados están equipados con airbag frontal de producción Takata, los cuales pueden ser potencialmente susceptibles a desplegarse de manera anormal en caso de un accidente, aunque la condición no ha sido identificada, esta es una medida preventiva y para investigación en el cual se está expandiendo el llamado relacionado con el airbag frontal.
El inflador es un dispositivo contenido dentro del airbag. Contiene un propulsor el cual se enciende en el evento que sea necesario el desplegué del airbag. Cuando se enciende, el propulsor se expande en un gas inerte, inflando el airbag.

Los vehículos involucrados están equipados con airbag frontal de producción Takata, los cuales pueden ser potencialmente susceptibles a desplegarse de manera anormal en caso de un accidente, aunque la condición no ha sido identificada, esta es una medida preventiva y para investigación en el cual se está expandiendo el llamado relacionado con el airbag frontal.
El inflador es un dispositivo contenido dentro del airbag. Contiene un propulsor el cual se enciende en el evento que sea necesario el desplegué del airbag. Cuando se enciende, el propulsor se expande en un gas inerte, inflando el airbag.

Los vehículos en relación esta equipados con infladores de airbag frontal para conductor (Takata – designados SDI) y/o infladores de airbag para pasajeros ( Takata – designados SDI; SPI; SPI-2 Y PSPI-6), los cuales contienen un detonador en fase estabilizado de nitrato de amonio no-desecado.
De acuerdo al reporte Takata, un defecto relacionado con la seguridad del vehículo podrá surgir en los infladores debido a la degradación del propelente que ocurre luego de la exposición prolongada a la alta humedad, altas temperaturas, altos ciclos de temperatura.
La activación de un inflador de nitrato de amonio no-desecado con el detonador degradado podría dar como resultado la ruptura del inflador. Una ruptura del inflador podrá causar fragmentos de metal que pasen a través de la bolsa de aire al interior del vehículo a alta velocidad, lo que puede causar lesiones o la muerte de los ocupantes.

Los vehículos en relación esta equipados con infladores de airbag frontal para conductor (Takata – designados SDI) y/o infladores de airbag para pasajeros ( Takata – designados SDI; SPI; SPI-2 Y PSPI-6), los cuales contienen un detonador en fase estabilizado de nitrato de amonio no-desecado.
De acuerdo al reporte Takata, un defecto relacionado con la seguridad del vehículo podrá surgir en los infladores debido a la degradación del detonador, ocurre luego de la exposición prolongada a la alta humedad, altas temperaturas, altos ciclos de temperatura.
La activación de un inflador de nitrato de amonio no-desecado con el detonador degradado podría dar como resultado la ruptura del inflador. Una ruptura del inflador podrá causar fragmentos de metal que pasen a través de la bolsa de aire al interior del vehículo a alta velocidad, lo que puede causar lesiones o la muerte de los ocupantes.

Los vehículos en relación esta equipados con infladores de airbag frontal para conductor (Takata – designados SDI) y/o infladores de airbag para pasajeros ( Takata – designados SDI; SPI; SPI-2 Y PSPI-6), los cuales contienen un detonador en fase estabilizado de nitrato de amonio no-desecado.
De acuerdo al reporte Takata, un defecto relacionado con la seguridad del vehículo podrá surgir en los infladores debido a la degradación del propelente que ocurre luego de la exposición prolongada a la alta humedad, altas temperaturas, altos ciclos de temperatura.
La activación de un inflador de nitrato de amonio no-desecado con el detonador degradado podría dar como resultado la ruptura del inflador. Una ruptura del inflador podrá causar fragmentos de metal que pasen a través de la bolsa de aire al interior del vehículo a alta velocidad, lo que puede causar lesiones o la muerte de los ocupantes.

Los vehículos involucrados están equipados con infladores airbag para copiloto, el cual contienen un detonador (propelente) en fase estabilizado de nitrato de amonio-no desecado. De acuerdo a la parte de reportes enviados por Takata, un defecto relacionado con la seguridad del vehículo motorizado puede surgir en los infladores, debido a la degradación del propelente que ocurre de una exposición prolongada a alta humedad absoluta, alta temperatura y altos ciclos de alta temperatura.
La activación del inflador de nitrato de amonio no desecado con degradación en el propelente podrá resultar en la ruptura del inflador. Una ruptura del inflador podrá causar que fragmentos de metal pasen a través de la bolsa de aire y al interior del vehículo a alta velocidad, lo que puede provocar lesiones o la muerte de los ocupantes del vehículo.

Los vehículos involucrados están equipados con infladores airbag para copiloto, el cual contienen un detonador (propelente) en fase estabilizado de nitrato de amonio-no desecado. De acuerdo a la parte de reportes enviados por Takata, un defecto relacionado con la seguridad del vehículo motorizado puede surgir en los infladores, debido a la degradación del propelente que ocurre de una exposición prolongada a alta humedad absoluta, alta temperatura y altos ciclos de alta temperatura.
La activación del inflador de nitrato de amonio no desecado con degradación en el propelente podrá resultar en la ruptura del inflador. Una ruptura del inflador podrá causar que fragmentos de metal pasen a través de la bolsa de aire y al interior del vehículo a alta velocidad, lo que puede provocar lesiones o la muerte de los ocupantes del vehículo.

Toyota está llevando a cabo una Campaña de Satisfacción al Cliente sobre los vehículos involucrados, que están equipados con unidad de control electrónico (ECU) específica que controla la Transmisión Variable Continua (CVT). Debido a una programación incorrecta de la ECU, existe la posibilidad que pueda ocurrir un ciclo innecesario de la válvula solenoide que controla la relación de la transmisión en la CVT, dando como resultado en un desgaste anormal de la válvula. Bajo ciertas condiciones de manejo, debido al desgaste de la válvula, la ECU podría detectar una falta de coincidencia en la relación de transmisión de la CVT (Ordenada vs actual), especialmente a bajas velocidades. En esta condición, después de algún periodo de tiempo, podría detectarse una falla, dando lugar a la iluminación de testigos de advertencia en el medidor combinado y una reducción de la velocidad hasta que el cambio pueda ajustarse a la relación de transmisión predeterminada; a este punto el torque se vuelve a aplicar y el vehículo se puede operar hasta los 60 km/h. Debido a que el conductor puede detectar la falla con la luz de advertencia encendida y el vehículo aún puede conducirse con seguridad con un torque de salida reducido ( hasta los 60 km/h), después de establecer la relación de transmisión predeterminada, no se presenta un riesgo de seguridad razonable.

Los vehículos involucrados están equipados con un sistema de airbag que contiene sensores de presión y/o sensores de G, que detectan el impacto del vehículo. Existe la posibilidad que debido a dos problemas diferentes de fabricación, los chips IC en los sensores de presión y sensores G afectados tienen capas de aislamiento que podrían desgastarse en el tiempo, creando un circuito abierto en el chip IC.
Si esto ocurriera, la luz de advertencia de airbag se encenderá. Además, las bolsas de aire laterales/ lado cortina y/o las bolsas de aire frontales pueden desactivarse. Los modelos Prius no tienen el problema del sensor G, de esta manera, el airbag frontal no se ve afectado.
El no despliegue las bolsas de aire laterales o de cortina y/o las bolsas de aire frontales, podría aumentar el riesgo de lesiones a los ocupantes en caso de un choque.

Los vehículos indicados están equipados con infladores de airbag frontal para pasajero, los cuales contienen un detonador en fase estabilizado de nitrato de amonio no-desecado.
De acuerdo al reporte de Takata, un defecto relacionado con la seguridad del vehículo podrá surgir en los infladores debido a la degradación del propelente que ocurre luego de la exposición prolongada a la alta humedad, altas temperaturas y altos ciclos de temperatura.
La activación de un inflador de nitrato de amonio no – desecado con el propelente degradado podría dar como resultado la ruptura del inflador. Una ruptura del inflador podrá causar fragmentos de metal que pasen a través de la bolsa de aire al interior del vehículo a alta velocidad, lo que puede provocar lesiones o la muerte de los ocupantes

Los vehículos indicados están equipados con infladores de airbag frontal para pasajero, los cuales contienen un detonador en fase estabilizado de nitrato de amonio no-desecado.
De acuerdo al reporte de Takata, un defecto relacionado con la seguridad del vehículo podrá surgir en los infladores debido a la degradación del propelente que ocurre luego de la exposición prolongada a la alta humedad, altas temperaturas y altos ciclos de temperatura.
La activación de un inflador de nitrato de amonio no – desecado con el propelente degradado podría dar como resultado la ruptura del inflador. Una ruptura del inflador podrá causar fragmentos de metal que pasen a través de la bolsa de aire al interior del vehículo a alta velocidad, lo que puede provocar lesiones o la muerte de los ocupantes

Los vehículos indicados están equipados con infladores de airbag frontal para pasajero, los cuales contienen un detonador en fase estabilizado de nitrato de amonio no-desecado.
De acuerdo al reporte de Takata, un defecto relacionado con la seguridad del vehículo podrá surgir en los infladores debido a la degradación del propelente que ocurre luego de la exposición prolongada a la alta humedad, altas temperaturas y altos ciclos de temperatura.
La activación de un inflador de nitrato de amonio no – desecado con el propelente degradado podría dar como resultado la ruptura del inflador. Una ruptura del inflador podrá causar fragmentos de metal que pasen a través de la bolsa de aire al interior del vehículo a alta velocidad, lo que puede provocar lesiones o la muerte de los ocupantes

© 2018 Automotores Toyota Colombia S.A.S. – Todos los Derechos Reservados

Automotores Toyota Colombia